1 de julio de 2013

¿Cómo superar con éxito el verano opositando?

1 de Julio. Empiezan las vacaciones para millones de personas. 


Echas un vistazo a tu mesa, llena de carpetas, apuntes, subrayadores... y hay un calendario que en ningún momento tiene un día rojo que diga "es fiesta". Te planteas dónde estás tú y dónde querrías estar. Y entonces te dices a ti mismo: estoy donde yo he decidido estar. Me llevará más o menos tiempo, pero tengo clara mi meta. Da igual Julio, que Diciembre, que Abril, tiene que ser indiferente. Para ti todo se va a resumir en tu semana que comienza y has de superar con un magnífico día de canto. Estudiar en verano significa adaptarse a las nuevas circunstancias.

Y ya te llegara a ti en otro momento tu temporada de vacaciones, a día de hoy no toca, pero porque tú y solo tú, así lo has decidido. Así que no te quejes, sonríe y siéntete feliz porque estas haciendo lo que quieres, y así es cómo vas a llegar a tener tu plaza. La recompensa no puede ser mejor: un trabajo de por vida.

Ahora bien, ¿cómo podemos sobrellevarlo un poquito mejor? Porque somos humanos y a todos nos sienta "mal" ver fotos de gente en la playa, o que tu amiga te diga me marcho de vacaciones...

1. Todos los opositores debemos cogernos unos días (par de semanas) en función de la proximidad de cada examen para desconectar. Yo por ejemplo, cuento los días que me quedan y voy tachándolos en el calendario, y eso me motiva. Cada día al levantarme, tacho y pienso "uno menos". Planifícalas para exprimirlas al máximo.



2. Las ciudades se vacían, aprovecha el buen tiempo y la poca gente para salir a hacer deporte al aire libre cada día al terminar tu jornada de estudio.


3. Seguro que alguien queda en tu ciudad para poder quedar alguna noche a despejarte un ratito y sobrellevar juntos este tiempo.


4. Las inquietudes compartidas se llevan mejor. Charla con tus compañeros. Déjanos un comentario en el blog. Lo que sea. Pero desahógate. ¡Qué no pueda contigo el verano!


5. Flexibiliza tu horario. Aprovecha para levantarte antes y acostarte más pronto. Adelanta la jornada de estudio aprovechando que los días son más largos.


6. Combate el calor. No dejes que te amodorre. 

                - Intenta ventilar a primera hora del día la habitación
                - Utiliza el aire acondicionado
                - Busca alguna biblioteca cercana dónde estar fresquito.


7. Cuida aún más tu alimentación. Bebe mucha agua para mantener refrescado e hidratado.


¡Y qué no te pare ni el frío ni el calor! Adelante, la recompensa será más grande que pasar hoy un poquito de envidia vacacional ajena  ;)



2 comentarios:

  1. El veranito cuesta... y que suban las tipicas fotos piscina al facebook pone de mal humor.

    ResponderEliminar