29 de diciembre de 2013

Fin de año con humor opositoril

Última entrada del año. No se me ocurre nada mejor que reirnos un rato. Nos describen a los opositores como personas aisladas (no digo que no lo seamos), que discurrimos maldades, poetizamos situaciones, idealizamos momentos, proyectamos soluciones, humanizamos acontecimientos, a veces ponemos humos ante ciertos problemas, sonreimos cuando nos sale bien un tema (y en caso contrario nos irritamos) y nos embrutecemos aprendiendo artículos de memorieta. ¡Pero tenemos humos señores!

Resulta que allá por el año 1990 en una famosa academia de opositores decidieron una serie de "opositores jocosos",  hacer un remedo de las entrevistas realizadas por Cortés C. entre los alumnos...

Pregunta: Su Estado civil es...

Respuesta: Casado con la raptada, mientras está se hallaba en su poder (art.103 CC ya desaparecido)

Pregunta: ¿Tiene usted descendencia?

R: Dos hijos legitimados por concesion soberana (art 12o CC desaparecido también)

P:¿Algún tipo de fama?

R: La de una persona de mala conducta o que no tuviera manera de vivir conocida (antiguo art. 244.3)

P: Edad

R: 18 años cumplidos (art 315 CC). Lo dificil es tener 18 años sin cumplir

P: Dígame, ¿Cual es el primer recuerdo de su vida?

R: Ver a mi padre persiguiendo nuestro enjambre de abejas sobre el fundo vecino e indemnizado al poseedor de éste del daño causado (art 612 CC)

P: ¿Qué es para ti el colmo de la felicidad humana?

R: Los malos tratamientos de obra, las injurias graves o el abandono del hogar (antiguo art 105.2 CC)

P: ¿Cual es el colmo d ela inutilidad?

R: Las precauciones que deben adoptarse para que la viuda quede encinta (art 959 CC a 967). Las precauciones deben adoptarse para que no quede...

P: ¿Crees en el amor?

R: Naturalmente, el cariño asciende, desciende y se desparrama

P: ¿Y en el matrimonio?

R: Claro que creo. Los cónyuges estan obligados a vivir juntos, guardarse fidelidad y socorrerse mutuamente (art 56 CC ya desaparecido). ¿Hay algo más bella que la violencia ejercida por un cónyuge sobre el otro para obligarle acambiar de religión? (Ya suprimido art 105.3)

P: ¿Cuales son las dotes necesarias para ser un jurista de verdad?

R: Muchas dotes. La dote estimada, la inestimada y hasta la dote catalana.

P: ¿Qué es lo que más te molesta en esta vida?

R: Las emanaciones de cloacas o depósitos de materias infectantes, construidos sin las precauciones adecuadas al lugar que estuvieren (art 1908.4 CC)

P: ¿Cual es el colmo de la infelicidad?

R: La impotencia física, absoluta o relativa, anterior a la celebración del matrimonio, patente, perpetua e incurable (ya suprimido art. 83.8 CC)

P: ¿Si pudieras transformarte en objeto de arte qué serías?

R: Estatua o relieve, pintura u otro objeto de uso u ornamentación (art.334.4) o si no, dique, aun cuando fuera flotante (art 334.9)

P: ¿Cual es el fenómeno de la naturaleza que más te impresiona?

R: Que la pared divisoria este por un lado recta y a plomo en todo su paramento y, por el otro, presente lo mismo en la parte superior teniendo en la inferior relax o retallos (art 573.2 CC)

P: ¿Cuál es tu animal favorito?

R: El opositor se humaniza y acude a los que cita el Código: las palomas, los conejos y peces (art 613 CC) y basta que estén en el vientre de la madre aunque no hayan nacido (art 357 CC)

P: ¿Cuál es para ti el colmo de la imbecilidad humana? 

R:Haber reconocido en documento público o privado la certeza de la preñez de la esposa (art 963 CC) o que la criatura pase por viable no siéndolo, en realidad (art.960)

P: ¿A quién d etus contemporáneos levantarías una estatua?

R: A N. y a N. y a los hijos de N. (art 769 CC)

P: ¿Cuál es tu hobbie? 

R: Adiestrarme en el manejo de las armas, las carreras a pie o a caballo, las de carros, el juego de pelota y otros de análoga naturaleza (art 1800 CC)

P: En caso d eincendio, ¿qué libro salvarías de tu biblioteca?

R: El libro tercero, "de los diferentes modos de adquirir la propiedad"

P: Si te dijeran que solo te queda una hora de vida, ¿Qué harías en esos sesenta minutos?

R: Formar inventario de mis bienes, haciendo tasar los muebles y describiendo el estado de los inmuebles (art 491 CC)

P: ¿Renunciarías a todos ellos en consideración a un fin benéfico o altruista?

R: ¡Leche! (art 526 CC)

P: ¿Qué epitafio redactarías sobre tu tumba?

R: Los gastos funerarios, proporcionados a la calidad de la persona y los usos de la localidad deberán ser satisfechos, aunque el difunto no hubiera dejado bienes, por aquellos que, en vida, habrían tenido la obligación de alimentarle (art 1894 CC)


FELIZ NAVIDAD COMPAÑEROS =)











17 de diciembre de 2013

Los días antes de las vacaciones

Si te digo tranquilízate, respira y cuenta tres que yo estoy igual... 

Cuando ves que estas a nada de las vacaciones parece que todo cuesta más, ¿verdad? El esfuerzo se multiplica por un millón y encima parece que no llegas. Que no cunde igual. Te sientas y no pasas el folio. Pero todo acaba, y ya mismo nos tomamos unos días de las merecidas vacaciones. Días que no pienso aguantar a nadie que me pregunte por la oposición, días para mi. Serán pocos, pero prometo vivirlos como una niña que tiene casi tres semanas desde que le dan las notas hasta que se incorpora en Enero al cole.

Y me da igual lo que haga el resto. Voy a vivir la Navidad como cuando no estaba metida en este saco. Quiero cantar villancicos, reirme, ver a mis amigos, la ilusión de la cabalgata, quiero volver a casa.
Casa... ese sitio mágico al que he pasado a ir tres veces al año y unos pocos días, con suerte si eso en verano un par de semanas ;) Echo de menos mi tierra. Mi familia. Mi barrio. Mi pizzeria favorita. Mi ciudad. ¡Y por fin vuelvo!

La Navidad es mi época favorita. Me gusta eso que llaman espíritu navideño y que cada vez escasea más. Las calles con sus luces, los escaparates decorados. La Navidad huele a familia, a hogar. Pasear, comprar algún regalete, tomarte un chocolate nevando.. 

Así que vamos a cargarnos las pilas, que son pocos días los que faltan pero aún no estamos de vacaciones, que se note qué somos =) Empieza la cuenta atrás opositores.


P.d: Os reto a tener el mejor cante de las últimas semanas para despedir 2.013 ;)

2 de diciembre de 2013

Que el fin del mundo te pille riendo

¡Hola Diciembre! Uno de mis meses favoritos del año, aunque también algo melancólico a veces, pero en general... me encanta Diciembre. Con él llegan mis "resúmenes del año", ese momento que dejas pasar lo más llamativo de cada mes, en plan película de fotos varias y mil momentos vividos, balance de lo bueno y malo. Errores y aciertos. Y así vamos creciendo, y aprendiendo, porque al final en eso consiste todo.

"Un día sin risa es un día perdido", C. Chaplin



Ultimamente estoy hasta arriba y no dejo de hacer cosas. Pero estos días pensaba lo que me gusta a mi reír, reír a carcajadas, esas risas tontas y no tan tontas que te hacen llorar. Llorar de la risa. ¿Quién no ha sentido eso?

"La risa es un verdadero desintoxicante moral capaz de curar o por lo menos atenuar la mayoría de nuestros males. Y además, no hay ningún peligro si se supera la dosis", William Fry


Realmente es necesario reirte todos los días, pero reirte hasta de ti mismo. Las cosas malas con humor "pasan" mejor, y ¿por qué no la oposición? Así que relacionaros con gente que os trasmita eso: risa. Busca el lado bueno y riete de tus errores, de tus mil fallos y tropiezos tontos. Y ese día que parece muy difícil, ¡levántate sonriéndole! 

La risa es un método para afrontar tu vida cambiando la forma de pensar, negativo a positivo. Con la alegría, transformas el estado emocional y la percepción, el optimismo y humor. Reirte te hace sentir vivo y (importante opositores!)reduce el estrés. Conectas contigo y los demás.

Ayer leí este texto (creo que anónimo) y me encantó. (Cuanta razón,¿no?) 

“Esta noche no dejes que nos tumbemos bajo las estrellas para contarlas…¿No ves que hay demasiadas y no tenemos tanto tiempo?


No. No quiero. No quiero vivir un amor de película que al final no durará más de dos horas.

Tampoco me veo protagonista de un cuento de hadas porque, probablemente, yo sea princesa y dragón al mismo tiempo, vigilando mi propio castillo. Además siempre me dieron miedo las brujas y los lobos y los monstruos de debajo de la cama. La verdad es que no, nunca me gustó el juego de las princesitas de tacones de cristal que a media noche desaparecen.
No me abraces, tampoco quiero que hagas eso, no tengo razones para querer esconderme tras de ti, sino que prefiero estar delante tuyo.
Sobra decir que no quiero joyas ni brillantes, pues no hacen más que nublar la verdad de una mirada. !Ciudado al cogerme las manos! Probablemente estén frías y el corazón demasiado caliente; y quizás te hielas, o a lo mejor te quemes.
No me beses. Ahora no. Escúchame. No es solo un beso lo que quiero de ti.
Tampoco me he vuelto loca, aunque a estas alturas lo pienses. Sólo hay una cosa que quiero que hagas, solamente una. Te lo juro. Quizás parezca lo más sencillo pero quizás está ahí el truco. Yo solo te pido esto.  Hazme reír…”

26 de noviembre de 2013

Habemus convocatoria

Con fecha 26 Noviembre se publica en el BOE la resolución de 11 de noviembre de 2013, de la Presidencia de la Agencia Estatal de Administración Tributaria, por la que se convoca proceso selectivo para ingreso, por los sistemas de acceso libre y promoción interna, en el Cuerpo Superior de Inspectores de Hacienda del Estado.


Se convocan 30 plazas [15 de Turno Libre (1 para discapacitados) y 15 de Promoción Interna] correspondientes a la Oferta de Empleo Público 2013.
Os dejo el enlace de la resolución:

  • http://www.boe.es/boe/dias/2013/11/26/pdfs/BOE-A-2013-12401.pdf



También han convocado 70 plazas de Técnicos de Hacienda (50 Turno libre y 20 Promoción interna), adjunto el enlace a la página del BOE:

18 de noviembre de 2013

Si llueve, ¡qué llueva!


Hoy he visto este video y me ha dado un subidon que ni os cuento. Es muy simple, en él se ve a un grupo de abuelitas que están en la peluquería hablando del alma gallega. Una peluquera las oye y pone el manos libre del teléfono para que la conversación le llegue a su novio que trabaja en un estudio de radio. El chico emite la conversación a todo el mundo, que dice:
"Si no me preocupa viajar por el espacio en una bola enorme a miles de kilómetros por segundo, entre meteoritos y basura espacial ¿me voy a preocupar por lo demás? Tanta preocupación, tanta preocupación y la gente seguirá conociéndose, enamorándose, seguirá abrazándose, quedando, riendo. Porque los gallegos sabemos que este es el mejor 2013 de nuestras vidas. ¡No hay otro! Y eso nos hace disfrutar más de la vida, la gente, los amigos, así que salgamos ahí fuera, disfrutemos de todo lo que tenemos y vivamos, vivamos como gallegos".
Y, ¿no tienen razón? ¡Vivamos! Que somos opositores, de acuerdo, pero no por eso vamos a consumirnos y no saber disfrutar de la vida. Dejemos de quejarnos... que si temas imposibles, que si simulacros que no salen, que si tardes de Domingo estudiando en vez de riendo entre amigos... Vamos a ver el lado bueno, y que cuando alguien nos pregunte pasados unos años eso de... ¿y cómo fue tu época como opositor? Sepamos decir algo más aparte de horrible y que sólo estudiaba. Vamos a acordarnos de esa amiga que me hacia reír en el colegio mayor, vamos a contarles las conversaciones en los descansos de la academia, vamos a contarles la sensación de tu primer día de canto o la de día del tribunal. Háblale de esa persona especial que estuvo contigo toda la oposición, o de las veces que alguien de tu familia te tomo un tema sin entender ni un ápice del mismo. Dile cómo fue tu "evolución del chandal" y ríete de las compras en Decatlon. ¿Y de tus intentos de probar cuatro correctores de ojeras ya que ninguno te tapaba la mancha casi violeta que ya tenías? Dile que siempre creyeron en ti toda la gente que te rodea y que luchaste. 
Pero no recuerdes ni vivas esta etapa como algo horrible, porque una vez me dijeron que "a pesar de la redacción del artículo 32 de Código Civil, la etapa de la oposición es lo más parecido a la extinción de la personalidad civil o, al menos, a la suspensión de la misma", y a mi me falto regalarle en navidad una lámina de Mr. Wonderful...
Intentemos que lo único que no perdamos nunca sea nuestro optimismo, ni nuestras ganas de luchar por esto. Que siempre hay algo o alguien que nos ayuda a tirar hacia adelante. Trabajemos mucho pero disfrutemos mucho. Que no nos amargue un tema. Que le dediquemos 9 horas diarias pero al final del día seas capaz de decir como aproveché hoy, me merezco esa caña con esta amiga. Que no merece la pena amargarse, hagamos "bonita" también esta etapa. Sal ahí fuera y disfruta de lo que tienes, y sobretodo... ¡vive! 


"Que se chove, que chova", y que lo único que no se nuble nunca sea tu alegría ;)

11 de noviembre de 2013

La felicidad


Hoy tampoco me apetece hablar de la oposición en sí, pero si de una forma de entenderla. Podemos tomarnos esta etapa como "esto es un asco" o intentar sacar el lado bueno de las pequeñas cosas que tenemos cada día. Como decía A. Lincoln "casi todas las personas son tan felices como deciden serlo". Y yo quiero ser feliz, ¿y tú? La primera pregunta sería... ¿qué me hace feliz? Hace poco tuve esta conversación con Alguien, y al final me di cuenta que lo que realmente me hace feliz son esos pequeños momentos que siempre están ahí y que a veces ni vemos buscando "la gran felicidad". 


La felicidad entiendo que es una actitud ante la vida. Nadie es plenamente feliz 24 horas al día. Todos vivimos los altibajos propios del ser humano. Pero hay una frase de Ghandi que me fascina y define un poco esto "la felicidad se alcanza cuando lo que uno dice, lo que uno piensa, y lo que uno hace están en armonía".

Para mi la felicidad es...



Un atardecer en mi playa
Estudiar temas con un pequeño homenaje de chucherías una tarde porque si



Tomar cosas dulces, como una tartaleta de manzana cuando tu padre te lleva a comer un día cualquiera



Esa nota tonta de ánimo que te deja una amiga, un día estudiando


Es cenar un perrito caliente en un bar perdido de Fuencarral


Ese alguien

Esa sensación de meter los pies en el mar helado y pasar horas y horas sentada así tal cual en la orilla



Abrir la ventana y despertarte en un sitio especial
Una excursión al campo en tu día libre

Es compartir momentos con mis amigos

Una noche de celebración con ellos



Estudiar juntos los temas
Porque son la leche, y me apoyan cada día y siempre, siempre están ahí


El olor a sábanas recién puestas cuando te metes en la cama


Hacer repostería

Es cantar ese tema "de libro"

Mis meriendas caseras en casa, y mejor si fuera llueve

Tomar jamón serrano con picos =)
Es llenar la bañera un día cuando acabas de estudiar muy cansada 


Navidad 

Acabar un día de estudio con un atardecer en el templo de Debod


Ir a ver un partido del Atlético (y que gane, claro)

Una orquídea nueva

Esa nota que un día recibes de tu madre y te comes el tema
Ir a casa en vacaciones

Una tarde de cine



Visitar mi tierra en Mayo
 


Ese olor que me recuerda a mi abuela

Ser yo misma en definitiva. Porque tengo mucha suerte de rodearme de personas como ellos, tengo salud, tengo la oportunidad de luchar por lo que quiero... ¿Qué más puedo pedir?
Ah sí,... conseguir la plaza =p


























3 de noviembre de 2013

El otro "opositor"... os presento a Muffin

Hoy no vengo a hablar de oposiciones, hoy vengo a escribir sobre alguien. El motivo de mi ausencia las últimas semanas. Se llama Muffin, y es la portada de este blog y en realidad, el ánimo de muchas otras cosas.

Tiene exactamente un año y poco, y llego a mi vida por casualidad. Era una época de muchos cambios y siempre había querido un perro, y un fin de semana cualquiera de mitad de Octubre de 2.012 me hice con él. Era gordito y cabezón, exactamente igual que ahora. 



mi fiel opositor 2

 No costo nada hacernos el uno al otro. Todo coincidió con mi comienzo con la oposición (sí, he cumplido ya un año de locura!) así que como aquel que dice, empezamos éste duro camino juntos. Realmente ha escuchado cada semana mis cantos, a veces me mira cuando no puedo más y es como si dijera ¡sigue!, me obliga a dar esos paseos al día que te dan la vida porque solo sentir que sales de casa y te da el aire fresco ya es como "lo mejor del día", nunca se aparta de mi lado mientras estudio, me espera cada vez que me marcho de casa y me recibe como si no hubiera un mañana, y podría seguir escribiendo un millón y medio de cosas y no me cansaría. Eso sí, debe saberse la Ley General Tributaria, y otras tantas, casi mejor que yo.





Pero hace un par de semanas, Muffin enfermó. Al principio no sabían que tenía exactamente y finalmente descubrieron que se trataba de meningoencefalitis canina bastante avanzada. Puedo decir que ha pasado unos días muy malos, y quizá es quedarme corta. Es una enfermedad mortal en un altísimo porcentaje, pero nosotros hemos decidido luchar. Lleva unos días estable y con una ligera mejoría, y yo soy optimista. La realidad sé perfectamente cual es, pero también hay un pequeño porcentaje que logra superar esto, y a eso me aferro. Hubo un día que decidí ser optimista gracias a una conversación y a un cartel que decía "como no sabía que era imposible, lo consiguió". Y en ello estamos. 
Esto es como la oposición, una lucha, sólo que en este caso no por una plaza sino por vivir. Y como a mi me parece muy cobarde eso de llegar y en 15 días arrasar como Atila, le hemos plantado cara.  Pues la vida esta llena de situaciones difíciles en las que lo probable es lo terrible y lo improbable lo que deseamos con todo nuestro corazón, pero eso no quiere decir que debemos dejar de luchar por lo que creemos, por lo que queremos y amamos con todo nuestro corazón. Hoy he decidido dedicar esta entrada a mi fiel compañero, ya que a veces compartir los momentos difíciles nos ayuda,  unas palabras de apoyo nos dan ese impulso que necesitamos para continuar luchando y creer que lo improbable puede ocurrir; no hay que olvidar que la vida esta llena de lo que algunos llaman milagros, otros suerte y yo, afán, fuerza y lucha por lo que creo.

Lo del cronómetro es obsesión ;)



21 de octubre de 2013

Cantando que es gerundio

La primera vez que dije: "hoy canto", mi amiga me miró como diciendo "se le ha ido la cabeza con tanta oposición". Y es que el verbo cantar para los opositores es como el respirar pero para todos los que están fuera, ¿... ? ;)
Cantar significa recitar el tema ante el preparador con un cronómetro. Esta técnica "rara" se realiza una o dos veces por semana, y el preparador (alguien así como tu entrenador para que nos entendamos) te escucha y corrige tus fallos más importantes, tanto conceptuales como a nivel de exposición. El preparador tiene un papel importantísimo, pero otro día hablamos de esto (desde aquí gracias a mi magnífico preparador).


El pasillo precanto

Al principio cuesta un poco eso de cantar los temas, es esa sensación de no voy a ser capaz de decir nada mezclada con se me ha olvidado todo; pero una vez que coges el ritmo casi se pude decir que salen solos =p. Además, no es lo mismo tu capacidad para memorizar al principio que conforme van pasando los meses. Cuando empiezas si te quedas en blanco prácticamente no sabes seguir, ahora eres capaz de salir al paso más o menos airosa, aumenta la literalidad, clavas más en tiempo los temas...
¡Así que no de desanime nadie que los comienzos nunca fueron fáciles!

Otra cosa son los nervios precanto... ¿alguien consigue ir tranquilo a cantar? Mira que yo lo intento pero nada de nada. Como dice una amiga, depende de si vas ese día a luchar o a defender los temas. ;)





13 de octubre de 2013

Estoy "super-animado". Estoy "super-deprimido": el ÁNIMO

Como dice mi padre, ni muy arriba ni muy abajo. El estado de ánimo mejor del opositor es estable y en forma de encefalograma plano.

Y así, llegó a mí el "La teoría del cerdo" de Carlos V., que os cuento a continuación:

Imaginemos que queremos conseguir un jamón de pata negra ibérico de bellota. El no va más.

Tomaremos un cerdo de raza ibérica, lo criaremos con bellotas y en libertad, luego pasará al secadero de jamones, que tiene que estar en una provincia con clima adecuado, salarlo convenientemente, tenerlo el tiempo preciso, vigilar su crianza etc, y al final, si todo lo hemos hecho bien, tendremos ese ansiado jamón, en el cual se habran producido los cambios químicos que dan esa extraordinaria calidad aroma y gusto al producto final.

Pero... 


¿Que ánimos tenía el cerdo?

Obviamente, ningunos. 

Pues esto es igual. Si se estudia con intensidad, concentración y durante el tiempo suficiente, con técnica de estudio correcta, el temario se aprende con y sin "animos". Simplemente sucede. Fatal, matemática, inexorablemente, sucede.


¿Qué opináis?








10 de octubre de 2013

Poesía para opositores

Hoy os dejo unos versos simpáticos que me enviaron hace unos días, y me hicieron sonreír:


Animo para todos
y recordad que con codos,
y un poco de paciencia
llegareis a la ciencia
de aprobar la oposición
que no es tanta maldición
Rezad conmigo
tu especialmente, amigo:
queridos tribunales
libradme de los males
de estos temas farragosos
tan rayados y medrosos
dadme el aprobado
que con eso voy sobrado
Dios del derecho
ya me tienes maltrecho
pero al ritmo que voy
ya no se ni quien soy
así que haz que mañana
pueda quitarme el pijama
y las ojeras y los nervios
y deje de hablar de previos
de títulos inmatriculadores
y de inquilinos o moradores
y pueda tomar una caña
como hace toda España
con musiquilla de fondo
de la que llega a lo hondo
con tapas variadas
de sardinitas y ensaladas

29 de septiembre de 2013

El tiempo de estudio


Acabamos la universidad y nos metimos en "esto". Dejamos atrás las preocupaciones por comprar la agenda universitaria del curso para saber nuestro horario, profesores o días de fiesta (esto último básico). Antes todo se sujetaba a: tengo tributario a tal hora los Martes o esta tarde tengo laboral ¡qué faena! Crecimos y nos fuimos ganando esa especie de libertad que es tan mágica pero a la vez tan traicionera.

Es mágica porque si anoche dormí mal, me quedo media hora más en cama y de noche recupero esos treinta minutos y como se dice, aquí paz y después gloria. Además, supone que mis Lunes que son Domingos para el resto de personas pueda iniciarlos igualmente un poquito más tarde y sentirlos como menos duros, e igualmente no pasa nada. También puedo haber tenido un tarde nefasta y decidir quedarme a repasar después de cenar porque me siento inspirada. En fin, que somos "libres de horarios".



Pero a la vez, el tener tanto tiempo puede dar lugar a la poca optimización del mismo. Y a su vez a la contradicción de: necesito al menos 8 horas mínimo al día y han de ser óptimas por supuesto. ¿y ahora qué?

Y es que pasamos de tener una vida más o menos ordenada a ir una vez a la semana a cantar o en algunos casos un par de veces. Y el administrador aquí eres tú, pero ese día al preparador vas y le das un tema de escándalo. Y entonces dices, olé yo que sé administrarme y aprovechar cada minuto de mi día.  Qué mejor jefe que tú, ¿no?

Sin embargo, a veces hay un punto dónde se empieza a perder el tiempo y no a sentir que lo ganas. Esto sucede sobretodo cuando no se obtienen los resultados esperados en las convocatorias, y entonces el opositor empieza a hundirse poco a poco o del golpe y porrazo, véase cada caso. Ya no distingue si este día es más interesante que aquel, nada le motiva, pasan los meses y a veces hasta los años y no reacciona. Deja de confiar en él, los temas empiezan a ir mal, deja de ir al preparador... Y lo peor, es que tiene que aparentar que todo va bien pero ha perdido esa ilusión que lo movía el primer día, y aún peor, la confianza en sí mismo. Y se convierte en su propio juez, y se castiga y autocritica como el que más. Se frustra y no se da ni un respiro. Le falta flagelarse. 
Y es en ese momento cuando uno tiene que decir Stop. Pararse y analizar que está pasando, dónde quiero llegar o si llegado el momento en que debo retirarme de esta carrera. 

En cualquier caso, vamos a aprender a optimizar nuestras horas para sacarles el máximo partido cada día. Pongamos metas cortitas, en mi caso siempre a semana vista, y nada más, de momento ;)

¡Ánimo compañeros!



25 de septiembre de 2013

El opositor tecnológico versus opositor de toda la vida

Los opositores tenemos temas para preparar los diferentes programas de cada oposición. Y es el hecho de aprender ese programa lo que nos da opción a la plaza. Y el programa se aprende cantando una, dos, tres..., diez veces cada tema. No hay más truco.

Hay personas que emplean su tiempo en cantar menos y más actualizar temas, otros (como yo) optan por recibir actualizaciones que manda la academia, estándar para todos los suscritos. ¿Y qué es mejor? Particularmente creo que al principio vale más asentar temas y dedicar menos a estar al día, y que cuando pase dicha fase y domines cada tema, es el momento de estar actualizado plenamente. Es mejor saber lo mínimo de un tema y poder defenderlo, que tener muchos conocimientos pero no manejar realmente ninguno. Y ello se hace cantando. 

Por tanto vamos a abrimos un pequeño debate.. ¿Es mejor aprender y asimilar temas en formato papel, o bien, pasarnos unas horas al día actualizando temas y empapándonos de todas las novedades que ofrece internet? ¿Desde el primer día o más adelante?


22 de septiembre de 2013

Doce recomendaciones para opositores que sueñan con una cerilla y un bidón de gasolina

Texto de José Joaquín Jiménez Vacas, miembro de la ACEF:
Lo bueno que tiene el invierno en Madrid es la excusa perfecta que ofrece el frío para sentarse en algún café del centro con un buen amigo a charlar. Mi amigo, taza de chocolate Valor en mano, me contaba en confidencia aquella tarde, entre otras batallas más que propias de nuestra todavía juventud que, en sus lecturas, se sorprendió enterándose de que el primer método conocido semejante al de las oposiciones data –nada menos- que del siglo I (DC), en China. Por lo visto en aquella época, una vez se establecían las pruebas a superar, se presentaban a ellas miles de candidatos, resultando los exámenes de extrema dureza y celebrándose en sesiones interminables que en ocasiones se extendían durante varios días, no pudiendo los candidatos abandonar el lugar de examen siquiera para ir un momento al lavabo. A lo anterior repliqué -tengo que admitirlo, por no hacer de menos a mi país- que aquí fue Marañón quien se refirió a las oposiciones como el más sangriento espectáculo nacional después de los toros.
Lo cierto es que, según parece, hoy también las cosas se presentan nada fáciles a tantos y esforzados aspirantes a servidor público. La dura y creciente competencia y los largos tiempos de espera entre exámenes se hacen arduos compañeros de camino. Además, si aún lo anterior pareciera poco, el disperso ritmo social amenaza con aislar y desterrar de un modo definitivo la inevitable vida monacal del opositor, haciéndole pensar a éste -ya de una manera seria y resignada- que a pesar de la redacción dada al artículo 32 del Código Civil, su etapa como opositor se convertirá en lo más parecido a la extinción de su personalidad civil o, al menos, a la suspensión de la misma, como escribe en red Calabrús de los Ríos.
Es por eso que conviene hacer un llamamiento de ánimo a toda persona que hoy se encuentre opositando o tenga pensado acometer esta arriesgada pero -a la postre- agradecida empresa. Un llamamiento a la concentración, a no decaer en su ilusión, a no abandonar. La falta, presuntamente transitoria, de oferta y convocatoria de empleo público, común a todas nuestras Administraciones -y no son éstas escasas- debe contrarrestarse con, aún más si cabe, dedicación y entusiasmo.
Desde aquí, modestamente, quiero aconsejar con provecho, a los que lo necesiten, lo acepten, y tengan a bien leer mis palabras; apoyándome en lo que me enseñaron durante tantos años de estudio mis preparadores, y atreviéndome a escribir, con su permiso, estas doce recomendaciones dirigidas a ese opositor que, día a día, sueña con una cerilla y un bidón de gasolina.
Comienzo citando a San Isidoro de Sevilla; “estudiad como si fuerais a vivir siempre; vivid como si fuerais a morir mañana”. La primera recomendación, pues, carece de secreto alguno; "estudia todo lo que puedas". Y puedes. El saber no ocupa lugar. Un cerebro humano corriente, contiene cien billones de células nerviosas. Esto significa, en palabras de Carl Sagan, que tenemos la nada inestimable capacidad de almacenar en nuestra mente información equivalente a la de diez billones de páginas de enciclopedia. Concluyamos pues que el temario de tu oposición también cabe.
La segunda; "ten constancia en tu estudio, dedícale tiempo". Adopta un ritmo adecuado al nivel de exigencia de tu oposición, que tus posibilidades te permitan mantener. Estudia seis días por semana, y descansa uno, siempre el mismo. Dijo Giuseppe Manzini, que la constancia es el complemento indispensable de todas las demás virtudes humanas y, no hay que engañarse, el que oposita disputa una dura y nada descafeinada carrera de fondo en la que hacen falta horas de esfuerzo cada día: un esfuerzo calmado pero constante, que debe resistir la prueba del tiempo. Recuerda que más sabe el opositor por viejo que por opositor.
La tercera, la más laboriosa; "entiende todo lo que estudies". Y si no lo entiendes, pregunta. No te quedes nunca con duda alguna en estructura o contenido de ningún tema. No estudies de memoria viva, la memoria no es buena aliada. Forma ideas claras, y sé capaz de relacionar conceptos. No conviene convertirse -en esencia- en aquel "joven opositor a fiscalías y registros que devoraba la Gaceta sin dejar una subasta. Alcubilla en un tomo, sabía de memoria cuanto se ha hecho, deshecho, arreglado y vuelto a destrozar en nuestra Administración Pública", por citar a Alas "Clarín", entre párrafos de La Regenta.
La cuarta; "sé práctico". Porque las oposiciones no las ganan los sabios, sino los despabilados. Aprende a opositar. Hazte un experto. Averigua muy bien qué es lo que el Tribunal va a querer de ti en cada ejercicio, y aprende a hacerlo.
La quinta, esencial; "prepara todo el temario, y repásalo constantemente". Hay que estudiarse bien los temas que gusten, y mejor los temas no gusten. Si controlas el temario, el factor suerte se minimiza y, como no, tus nervios en el momento clave, también. Además, no te quepa duda, ese tema que no te estudias, cae.
La sexta; "prepara por igual todos los ejercicios". El ejercicio más importante es siempre el siguiente en el tiempo y, a priori, el primero, porque -por ser habitualmente eliminatorios-el que no aprueba el primero no pasa al segundo; y el que no aprueba el segundo, no pasa al tercero. Cuántos expertos en el canto de temas quedan sistemáticamente apeados del proceso de selección por no dedicar suficiente tiempo a prepararse para los exámenes previos.
La séptima, la más ardua; "usa un buen método de vida y estudio". El orden y el ritmo son la esencia. Orden en el horario, orden físico y mental, sin dejar de hacer vida normal, aunque enfocada plenamente al éxito en la oposición. Levantarse a idéntica hora cada día y dormir las ocho horas reglamentarias. Se suele distinguir entre opositores "alondras" que estudian por el día, y opositores "búhos" que estudian de noche. No dejar de comer, lavarse, maquillarse, o afeitarse. Atender con el entusiasmo que merece, pero con medida, a la novia/novio, y a los amigos. Un poco de deporte al día. Ponerse y terminar de estudiar siempre a igual hora. Estos consejos ayudarán a que mente y cuerpo se acostumbren a una disciplina de opositor y adopten una especie de ritmo cíclico y reflejo que no los agote enseguida.
En el estudio, fijarse objetivos periódicos -ración de temas semanales- y llevar en un cuaderno una buena contabilidad de su consecución, con efectos de consolidar también un ritmo a largo plazo que permita programarse de cara a los grandes objetivos de la oposición, es decir, los de aprobar cada uno de los ejercicios que a ésta conforman. Recuerda bien, una oposición se gana por etapas, y no importa tanto la velocidad inicial sino el ritmo sostenido.
La octava; "usa poco material pero muy bueno, actualízate con medida, y personaliza tu temario". Pocos libros pero buenos. Más vale estudiar un libro diez veces que diez libros una vez. Asimismo, es esencial no pretender hacer una tesis doctoral de cada tema y sí, sin embargo, personalizar el temario con propias palabras y estructuras. Siempre es más sencillo comprender y aprehender (escrito con "h") un texto que uno mismo ha redactado y estructurado.
La novena; "no escatimes en textos legales". Colecciona códigos, y mucho mejor si tienen un completo índice analítico que te permita encadenar la regulación. Léelos, subráyalos y anótalos. Son tu herramienta de opositor. Especialmente en oposiciones jurídicas, es esencial controlar su manejo. Desde que empieces tu oposición, recuerda; Dios es el Legislador en Cortes, y Marcial Pons es su Profeta.
La décima; "aprende a comunicar". Al Tribunal se le conquista no solo con conocimientos, también con la puesta en escena y con la manera de exponer aquellos. Se le convence exteriorizando con seguridad, humildad y austeridad -mediante la presencia, la escritura y la voz- lo que se sabe.
La undécima; "no decaigas ante las eventuales bajadas de ánimo". Tómate tres o cuatro días para ti de vez en cuando, pero sin abusar, y solo cuando lo necesites; no olvides que las oposiciones las ganan los opositores cansados.
La duodécima; "no te autoevalúes y confía en tu preparador". Un buen preparador, es el que se hace responsable de la formación de sus opositores, se encarga de asesorarles en cada cuestión relacionada con la oposición; les aporta sus conocimientos y técnicas para la superación de cada ejercicio, y les facilita su apoyo durante la preparación. Por eso, establece con tu preparador una sólida complicidad. Él está a tu servicio, al servicio de tus necesidades como opositor. Ni es tu profesor, ni te va a aprobar o a suspender. Es tu orientador, tu entrenador personal. Te ayudará con su experiencia a convencer a ese Tribunal, al que sí corresponde evaluarte. Pero, nunca lo olvides, las oposiciones las ganan los opositores. A la arena de los ejercicios vas a saltar tú solo.
Por último, sé humilde ante la oposición y sé un buen compañero. Tu enemigo no es el otro opositor sino los temas. No dejes de presentarte a un ejercicio por entender -en tu parecer- no estar lo suficientemente preparado para aprobarlo: que sea el Tribunal quien decida sobre este aspecto. Los que evitan el fracaso también evitan el éxito; y la aceptación de la posibilidad de fracaso es también el primer paso para ese éxito. Para saber opositar hay también que estar dispuesto a suspender en un momento dado. Es al perder un duelo y levantarse cuando el opositor demuestra serlo; y quien no está dispuesto a caer demuestra -con ello- no ser digno de trabajar al servicio de los ciudadanos en las Administraciones Públicas.

15 de septiembre de 2013

Houston, tenemos un problema

Así es. ¿Quién no ha tenido alguna "distracción seria" durante sus meses como opositor? ¿Quién se cree el mito del opositor como persona que se aisla de todo y llueva o salga el sol en su vida el erre que erre estudiando sus 10 horas diarias? Creedme, nadie.


Son muchos días los que nos pasamos sentados con nuestras leyes o apuntes, y en algún momento, a veces surgen cosas que hacen que nuestra cabeza no esté donde debiera estar. Te vienes abajo y te frustras porque dejas de estar estudiando con un ritmo bueno pero tampoco estás en "el problema".

¿Qué se hace entonces? Si puedes, porque dependa de ti, soluciona ese objeto de distracción continua. Si no depende de ti es donde verdaderamente empieza el problema. Entonces, simplemente intenta "convivir" con ello hasta que lo superes, o bien aprendas a "capearlo". 
A veces es bueno tomarte unos días para centrarte en ello, al fin y al cabo no va a pasar absolutamente nada y cuando no puedes literalmente estudiar, lo peor es dejar que las horas pasen y tú sigas sentado delante de esos apuntes sin ser capaz de retener más de tres páginas. Sal, camina, piensa, distráete, pero como dicen por ahí... no acabes más quemado que una teja.

Los opositores fuera mitos por favor, somos humanos y nos afectan los problemas tanto o más que al resto. Pero todo termina pasando, y las aguas vuelven a su cauce siempre. No desesperes cuando esto te ocurra. Respira, y... vuelve a empezar ;)




10 de septiembre de 2013

Cumpleaños feliz... opositor

Cuando comencé este blog, un día le dije a una amiga opositora, "cuando quieras desahogarte como yo y dedicarnos unas palabras, aquí tienes un sitio". Y dicho y hecho; y yo encantada de que lo comparta con nosotros (y todo el que quiera, ya sabe ;)). Así que esta vez no soy yo la que escribe el post, la experiencia la comparte una opositora en el día de su cumpleaños:

“Bienvenida a los 25….opositora..

Eso parece, que acabo de cumplir 25, el cuarto de siglo, y en circunstancias diferentes a las de años anteriores y siempre tiene uno la sensación de que ese año será un año de cambios jaja este año no lo creo, es posible que no complete el siglo de este cuarto ya gastado, aunque nunca se sabe, por ganas que no sean.

Aunque lo que hoy me atañe es un reflexión, me considero una entusiasta de los cumples, es decir, me gusta que ese día se un día especial lleno de gente, ilusiones, ganas, y sobre todo que me hagan sentir especial, que la gente que tengo a mi alrededor les guste que pase entre ellos un año más de vida, pues este año no tengo ganas, y no es por la gente,  ya que la que tengo a mi alrededor me hacen sentir especial, lo sé, pero es porque miras a tu alrededor, amigos, conocidos y primos que deciden casarse con tu misma edad, amigos que empiezan un camino lejos ya sea laboral o personal, personas que le dan un giro a sus vidas, y de repente te das cuenta que llevas un año ya embarcada en lo que también fue un gran giro a tu vida, pero no igual , y tienes la sensación de que te has montado en un tren lento muy muy lento y que no tiene parada, es cierto la parada la marco yo, pero por ahora ni de coña, no está entre  mis planes, no me bajo hasta que no llegue a la estación final.

Este tren va lento y tu vida parece que no avanza lo que a ti te gustaría, pero sí que lo hace, nadie se da cuenta de que en este año, he estado varias veces en lo que yo considero mi límite (seguramente tenga todavía más cuerda y el límite será mucho más) y he aprendido a superar ese límite. Me he conocido más a mí misma, porque tantas horas en silencio dan para mucho, se lo que NO quiero y sobre todo no me da miedo decirlo, tengo tan poco tiempo que lo quiero disfrutar con mi gente, con gente que me aporte cosas buenas, con gente que me trasmita buen rollo, nada de historias de cosas que no son importantes en la vida. No me da miedo expresar cada cosa que siento, sea buena o mala (porque con el rollo de que eres opositora todo está permitido, algo bueno tendría que tener esta historia jaja), he aprendido a valorar cosas cotidianas a las que antes ni les daba importancia, por ejemplo pasear, ver una peli mala de domingo en el sofá de casa, no mirar el reloj porque es sábado y hay que dormir pronto que el domingo es tu nuevo lunes. Y luego está la historia de la familia que si te estás perdiendo momentos con tus primos pequeños  los que están creciendo y no disfrutar de ellos lo que te gustaría antes de que empiecen en esa edad del pavo en la que pasarán de su prima mayor de manera irremediable, a todo esto tengo muchas ganas de ser tita pero la verdad ojalá se retrase porque no me perdonaría perderme los primeros años de mi primer sobrino, tus padres que son los que están opositando económica y personalmente porque aunque no conozcan lo que es este esfuerzo, sufren,  ríen y lo sienten como si lo estuvieran viviendo ellos mismos, tu pareja que se conforma con un ratillo después del cante y con el viernes noche y sábado todo el día, tus amigos que encima que vas poco a casa, pasas poco tiempo con ellos, no les dedicas ni les preguntas por sus vidas lo que te gustaría, ni estás ahí lo que te necesitarían y la gente se pregunta que si es que ser opositor es ser egoísta, y la verdad no es eso aunque lo parezca realmente, sino que no tienes tiempo ni para ti como para dedicárselo al de al lado, hasta las amistades, familias y momentos han pasado a tener horarios..

En fin que he llegado a los 25 y creo que me hago mayor sentada en una silla,  pero no es así realmente este tren va lento pero muy eficaz, es como irse de retiro “x” años aprendiendo mucho y conociéndote mucho  más.  Y que si que aquí no se acaba el mundo que el día que decida bajarme pulsare el botón de la próxima parada y me bajaré, pero por ahora que llegue hasta la última estación por favor.



Una opositora cumpleañera.”



P.d: Desde Semana Al Revés, opositando o no, ¡¡¡¡FELIZ CUMPLEAÑOS AMIGA!!!! Y que dentro de unos años celebremos el cumple todos en esa última estación.